Las mejores prácticas laborales, estrategia para retener al talento

325

Orgullo, el valor más alto en los empleados de América Latina

Las empresas multinacionales Cisco, Accor, Monsanto, Dell, SC Johnson, Belcorp, Natura, JW Marriot, Diageo, EMC, Oracle, Hilton y Mapfre; están consideradas como las mejores empresas para trabajar, pues cumplen con aspectos relacionados con temas como tratar a la gente de manera justamente sin importar su raza; sin importar su preferencia sexual; cuando ingresan a la compañía se les hace sentir bienvenido; es un lugar físicamente seguro en donde trabajar y los jefes dirigen el negocio de manera honesta y ética.

Así lo dio a conocer Great Place to Work al presentar el Ranking de las mejores 100 empresas para trabajar, en donde detalla que “a voz de más de 2 millones y medio de empleados de empresas con operaciones en 17 países de América Latina, dice que se sienten orgullosos de pertenecer a la organización donde trabajan”.

Sin importar el tamaño, la industria o el país de origen de las compañías, las personas están en búsqueda de más –y no son sólo los millenials. Todos se cuestionan su propósito, buscan una conexión y un sentimiento que los empuje a dar más de sí mismos en todos los ámbitos –incluyendo su trabajo.

Así lo comprueban los resultados arrojados por la evaluación 2016 que destacan que la dimensión de Orgullo, la cual es incluso un punto porcentual más alta en los empleados de América Latina que en el resto del mundo, donde aunque el sentido de orgullo tiene un índice de 90% en el Índice de Confianza de 2016, el compañerismo también se valora como una dimensión destacada que influye para elegir y permanecer en el lugar actual de trabajo (entre 89 y 90 puntos a nivel global).

De estos indicadores, se deduce que los excelentes lugares de trabajo enfrentan el reto del liderazgo de forma exitosa, puesto que sus índices de confianza demuestran que el talento de la organización se encuentra satisfecho con la gestión de las cabezas de las áreas, aún en equipos multigeneracionales y multiculturales.

En este sentido, Michelle Ferrari, Directora General de Great Place to Work Insitute México, compartió con los asistentes que “en este momento, donde las nuevas generaciones se visualizan teniendo una vida balanceada y con sentido, las dimensiones que miden las investigaciones de Great Place to Work están más vigentes como herramienta de los empleadores para conocer el sentir de sus colaboradores hacia la empresas, identificar y potenciar sus fortalezas y atender proactivamente áreas de oportunidad para atraer, retener y desarrollar al mejor talento aún en un entorno social en constante lucha por el capital humano”.