Intervención del diputado Abdies Pineda Morín en sesión de apertura del 1er. periodo ordinario de sesiones del tercer año de trabajo de la LXIII Legislatura

149

Intervención del diputado Abdies Pineda Morín, para fijar el posicionamiento del Grupo Parlamentario del Partido Encuentro Social (GPPES), en la sesión de apertura del primer periodo ordinario de sesiones del tercer año de trabajo de la LXIII Legislatura.

Con su venia Diputado Presidente.

Honorable Asamblea

Diputadas, Diputados

Senadoras, Senadores

Señoras invitadas, señores invitados

Mexicanas y mexicanos

 

 

Hago uso de la Más Alta Tribuna de la Nación para posicionar al Grupo Parlamentario del Partido Encuentro Social en la Apertura del Primer Periodo de Sesiones del Tercer Año de Ejercicio de la 63 Legislatura de la Cámara de Diputados del Honorable Congreso de la Unión.

Encuentro Social es un Grupo Parlamentario constituido por mujeres y hombres dignos que buscamos propiciar puntos de Encuentro para resolver los problemas que nos aquejan como Nación Libre y Soberana.

 

Hemos sido, a lo largo de los dos años de ejercicio, una bancada que siempre ha buscado el cómo sí, para que lo que beneficie a México transite el proceso legislativo con el bien máximo social.

 

Además, hemos puesto a la consideración de esta Soberanía 188 iniciativas.

 

Estamos demasiado insatisfechos por ello, porque se quedaron en la congeladora legislativa temas de trascendencia nacional como lo son:

 

  • La eliminación de fuero para acabar con la corrupción y la impunidad de servidores públicos que abusan de sus cargos para delinquir.

 

  • Fuimos el primer grupo parlamentario que propuso la eliminación del gasto público para los partidos políticos. Hoy, festejamos una reforma en Jalisco, y no hemos sido capaces de debatir la reforma que Encuentro Social ya presentó en esta Cámara.

 

  • También, pusimos a consideración de esta Soberanía una reforma constitucional para la disminución de legisladores federales, y con ello, hacer más eficiente nuestra democracia para beneficio de nuestra gente.

 

De estas reformas estructurales para el sistema político nacional, ninguna fue discutida, y mucho menos aprobada.

 

Encuentro Social ha sido responsable y ha colocado en la agenda de esta Cámara asuntos de interés social.

 

Ha promovido reformas al régimen de adopción, y nada han aprobado;

Se ha manifestado por la defensa de los derechos de nuestros abuelos, y nada han aprobado.

Ha considerado prioritario a los migrantes, y nada han aprobado.

Ha puesto en la agenda camaral a los jóvenes, y nada han aprobado.

 

El gran legislador de esta Cámara ha sido la indiferencia reglamentaria de la Cámara, que destrozó la voluntad de los legisladores que expidieron el propio Reglamento al permitir que las iniciativas caduquen y precluyan en las Comisiones, y jamás se debatan y se aprueben.

 

Encuentro Social, ratifica la voluntad y el compromiso de su bancada en una Agenda Social

 

  • que reduzca la brecha de la pobreza,
  • que genere más empleos,
  • que permita a la gente pasear por las calles sin temor de ser asaltada, secuestrada o perder la vida.

 

Los problemas de nuestras familias son demasiados, son complejos, son crecientes; y, nosotros como sus representantes, ¿qué estamos haciendo?

Estamos preocupados y ocupados porque un candidato que tiene 18 años en campaña no llegue a la presidencia, porque los de siempre se vayan,

porque los mismos no avancen en una unión con sus contrarios.

 

En Encuentro Social, les preguntamos: ¿Y la agenda de la gente?

 

Permítanme hacer un breve análisis sobre:

 

  1. EL CRECIMIENTO ECONÓMICO

 

En 2017 la economía mexicana tendrá un crecimiento de entre el 2 y 2.4 por ciento, es un crecimiento pobre, magro, insuficiente; la situación no mejorará sustancialmente en 2018.

Para resolver el problema de la pobreza y la desigualdad en México, es forzoso crecer a tasas más altas.

 

Hoy es claro que en este sexenio la promesa de crecimiento tampoco se lograra.

 

Una oportunidad más que se pierde…Una más.

 

  1. INFLACIÓN

 

Uno de los logros que la administración actual había presumido de manera permanente es la estabilidad macroeconómica y particularmente la estabilidad de precios, no importando que dicha estabilidad no se reflejó en mejoras en los bolsillos de las familias mexicanas.

 

La inflación se ha salido de control en el mejor de los casos será de 6% al cierre del año, el doble del objetivo que establece el Banco de México.

Bueno, ni eso pueden presumir en 2017.

 

  1. FINANZAS PÚBLICAS

 

Empieza a ser preocupante el aumento sostenido del endeudamiento público.

Actualmente ya representan alrededor del 50% del PIB.

 

En Encuentro Social consideramos imperativo se garantice que los recursos provenientes de endeudamiento se destinen exclusivamente a inversiones productivas,

que no se quedé en letra muerta lo establecido en la Ley Federal de Deuda Pública.

 

Para 2018 los Precriterios Generales de Política Económica prevén un déficit fiscal equivalente a 2.5% del PIB.

Si vamos a seguir en números rojos, necesitamos más transparencia, y más claridad en el ejercicio del gasto público.

 

Encuentro Social no está en la disposición de aprobar un presupuesto que conlleve, como siempre, un déficit fiscal.

 

Diputadas, diputados, hagamos hoy realidad un mayor presupuesto para que los estados protejan a sus ciudadanos, hagamos realidad reglas de operación más sencillas para que los municipios participen de los recursos para la seguridad, hagamos con responsabilidad una estructura institucional que de seguridad a la gente en sus casas, en sus calles, en sus comunidades.

 

Hoy en muchos estados de la república, la gente se encuentra atemorizada por la delincuencia, reconozcamos, que los esfuerzos que se han hecho, son insuficientes.

 

Requerimos de policías mejor capacitados y mejor pagados, para que no puedan ser coptados por el crimen organizado.

 

Rompamos ese círculo vicioso donde prevalece la inseguridad y, por lo tanto no existe inversión y al no haber inversión, no hay empleo, y al no haber empleo, nuestros jóvenes son presa fácil de la delincuencia organizada.

 

Les pregunto:

 

¿Cuántos Tlahuac habrá en el país?

 

¿El delegado no sabía lo que se vivía en su delegación?

 

¿Las instituciones de inteligencia de la Ciudad de México y del Gobierno Federal, ignoraban lo que sucedía en Tlahuac?

 

Proponemos, que se mida con la misma vara a todos, para que esto tome un rumbo distinto, ya que no podemos seguir siendo omisos de nuestras responsabilidades.

 

Mi bancada hace una respetuosa convocatoria a nuestra colegisladora para que se ponga de acuerdo en temas como:

 

La Ley de Seguridad.

 

El nombramiento del Fiscal General de la República.

 

El Fiscal Anticorrupción.

 

Y los pendientes que la gente en la calle nos reclama.

 

La ciudadanía nos expresa con decepción, que, si los fiscales: General de la República y el fiscal anticorrupción fueran varios, ya se hubieran puesto de acuerdo, repartiéndose de manera equitativa, como lo hacen cuando se eligen a otros funcionarios de otros órganos que competen a estos Poderes.

 

Ya es tiempo de que antepongamos los intereses de la ciudadanía a los intereses de Partidos o Grupos.

 

Diputadas, diputados, no desperdiciemos la oportunidad que el pueblo de México nos dio para ser sus representantes.

 

Finalmente, les digo, no hagamos como que no escuchamos, como que no vemos, como que no entendemos.

 

La gente está desesperada.

 

NO encuentra paz, seguridad, alimentos, solidaridad…justicia.

 

Busca y NO encuentra a sus familiares.

 

En pocas palabras: No ven a sus autoridades.

 

Démosle menor importancia a la vulgar y absurda lucha por el poder, al reparto de cuotas de un botín que no es nuestro, porque el Soberano que lo otorga, es el pueblo, y nosotros estamos muy por debajo de las expectativas de esa Soberanía.

 

Abramos las puertas de este Congreso a la agenda de la sociedad.

 

Cumplámosle!!!

 

Porque la meta inmediata de los partidos son las puertas y las voluntades del pueblo que ignoramos, que no vemos y que no escuchamos.

 

Es cuanto Señor Presidente.