Salario Mínimo vs. Contractual

52

¿Quién va ganando y quién va perdiendo en lo que del año en los salarios mínimo y contractual?, según los datos de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) los salarios contractuales han registrado una pérdida de 1.4% hasta el mes de setiembre.

En su informe mensual sobre salario contractual el incremento real en todo el año ha estado por debajo, siendo los meses de abril, mayo y septiembre en donde las negociaciones no fueron favorables para los trabajadores, pues el incremento real al salario fue negativo con menos 1.74; 1.34% y 1.14 por ciento.

“La inflación no ha ayudado a tener una recuperación en el salario de los trabajadores, ésta ha sido por arriba del 4.6% que es el porcentaje que en promedio han aumentado las empresas para los salarios contractuales”, comentó Víctor Chávez, socio director de Grupo Human.

Asimismo, en el reporte de la dependencia refiere que en lo que va del año se han realizado 6,978 revisiones salariales de contratos colectivos, en los que están representados un millón 567,477 trabajadores.

En ese sentido, el 98% de las negociaciones que reporta la dependencia fueron de empresas privadas; y sólo 2%, es decir 90, correspondieron a empresas públicas. La mayor participación sindical fue de la Confederación de Trabajadores de México, que reportó una revisión de más de 3,000 revisiones.

Gana el salario mínimo

El comportamiento del salario mínimo ha tenido un comportamiento distinto al de los salarios contractuales, pues la Comisión de Salarios Mínimos (CONASAMI) informó, en su reporte de septiembre que, en los ocho meses transcurridos de 2017, el salario mínimo general acumuló un crecimiento en su poder adquisitivo de 5.29 por ciento.

Lo anterior, gracias al medida que se tomó en diciembre de 2016, en donde se utilizó una nueva fórmula para aumentar los salarios; y se creó el Monto Independiente de Recuperación (MIR) y aplicar  una salario de 80.04 pesos diarios.

Y destacó que en los 57 meses de la presente administración —del 1° de diciembre de 2012 al 31 de agosto de 2017—, “el salario mínimo general promedio acumuló una recuperación del poder adquisitivo de 10.95%, la más alta para un período similar en las últimas siete administraciones, es decir, en los últimos 41 años”.

Las ciudades que mostraron los incrementos salariales más elevados fueron Huatabampo, Sonora (13.7%); Mexicali, Baja California (13.3%); Culiacán, Sinaloa (12.4%); Ciudad Acuña, Coahuila de Zaragoza (9.9%); y Hermosillo, Sonora (8.1%). Les siguen en importancia los registrados en La Paz, Baja California Sur (7.6%); Veracruz, Veracruz de Ignacio de la Llave (6.6%); Matamoros, Tamaulipas (6.5%); y Chetumal, Quintana Roo (6.4%).

Durante el mismo período, las ciudades con los incrementos reales más bajos fueron Jacona, Michoacán de Ocampo y Cortázar, Guanajuato (2.8% en cada una); Durango, Durango (3.2%); y Fresnillo, Zacatecas (3.3%).