Reafirma México la ruta y vocación de un país abierto al mundo: Enrique Peña Nieto

102

El Presidente Enrique Peña Nieto se reunió hoy, en el marco de la Visita Oficial que realiza a esta nación, con los empresarios que conforman la Confederación Patronal Neerlandesa, ante quienes destacó que con la renovación del marco normativo de su comercio internacional, se reafirma la ruta y esta vocación que hoy México tiene, de ser un país abierto al mundo, dispuesto a competir con empresas de otras partes, de permitir que esas empresas produzcan e inviertan.

Destacó las varias ventajas competitivas que México tiene, entre ellas su ubicación geográfica y este nivel de acuerdos comerciales que lo hacen un buen lugar donde invertir, un buen lugar donde crecer.

Sobre la renovación del marco normativo de nuestro comercio internacional, expuso que México es un país abierto al mundo, es un país que cree en la globalización, es un país que cree en el libre comercio.

Ante el destacado grupo de empresarios de la Confederación Patronal Neerlandesa, encabezados por su Presidente, Hans de Boer, subrayó que, de acuerdo con la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos, es el país que en los últimos años ha impulsado y logrado el mayor número de reformas estructurales, mismas que, “sin duda, nos dan un mejor blindaje y una mejor condición para ser más competitivos, más productivos y lograr niveles de mayor desarrollo”.

Enfatizó que “pasamos de ser una economía altamente dependiente del ingreso petrolero, de depender centralmente de exportaciones de materias primas, centralmente petróleo, algo de minería, que concentraba casi el 80 por ciento de nuestras exportaciones en los años 80, a representar hoy apenas menos del 10 por ciento, y el 90 por ciento de nuestras exportaciones son manufacturas de media y alta tecnología”.

Manifestó que “esto nos ha convertido en América Latina en el principal exportador de productos manufactureros. En pocas palabras, nos preparamos para competir con nuestros productos en todos los mercados globales, en todos los mercados exigentes, y mostrar la calidad y capacidad productiva que hay en nuestro país”.

Dijo que ese es el México en proceso de transformación y de mayores oportunidades, que ofrece a los inversionistas crecer. “No muchos países ofrecen esta condición de ser bien aprovechadas por aquellos que están buscando dónde invertir. No tengan duda que el mejor, o una de las mejores opciones para ello, sin duda es México”, ratificó.

Mencionó que cambiar la Constitución, como se hizo con varias reformas, no es un tema fácil, y de ahí el reconocimiento que ha habido a estos cambios estructurales que hoy, afirmó, “han sentado bases para este desarrollo que México está teniendo”.

Citó que México está generando empleos, y “nos convertimos en el destino turístico, ya el sexto destino turístico más visitado del mundo”.

Señaló que “hemos venido creciendo de manera consistente a lo largo de estos últimos años, no a las tasas deseables, porque el mundo frenó su crecimiento y el mundo entró también a escenarios de enorme incertidumbre y volatilidad económica”; sin embargo, agregó, “no hemos dejado de crecer y estaremos creciendo a una tasa promedio del orden del 2.5 por ciento, muy por debajo todavía de nuestro potencial, pero con expectativas de poder crecer a mayores tasas en los próximos años, en la medida que se vayan materializando los resultados de estas reformas estructurales, se vayan sintiendo y se estén implementando”.

Les afirmó: “queremos que vean en México un destino confiable, un destino adecuado para la expansión de las inversiones de Países Bajos”, y señaló que en los años recientes México “ha logrado impulsar cambios estructurales muy importantes que, sin duda, sientan bases para un mayor desarrollo en nuestro país, para un mayor crecimiento, beneficios que se empiezan a sentir ya entre la sociedad mexicana y ventanas de oportunidad para las inversiones, tanto nacionales como extranjeras, en distintos ámbitos”.

Recientemente, indicó, con el apoyo y respaldo de Países Bajos, apenas el fin de semana pasado se anunció el acuerdo, en principio, de la actualización y modernización del Acuerdo de Libre Comercio entre la Unión Europea y México, “lo cual, llevará a que, en próximos meses, prácticamente, se signe ya este documento y pase por la debida aprobación del Congreso, pero se ha logrado ya un acuerdo en principio”.

Asimismo, aseveró el Primer Mandatario mexicano, “firmamos el TPP con 11 países, entre países del hemisferio americano con países de la región asiática. Estamos renegociando y actualizando el Acuerdo de Libre Comercio con América del Norte, uno de los primeros acuerdos, si no es que el primero que se dio en el mundo, que, sin duda, concentra buena parte de nuestro comercio y el más importante, dada la vecindad geográfica que tenemos con los Estados Unidos y con Canadá, nuestro principal socio comercial”.

Con América, agregó, también tenemos un acuerdo, que es el de la Alianza del Pacífico, con Perú, Chile y Colombia; juntos, prácticamente concentramos el 50 por ciento del comercio que se hace en toda América Latina, y es un mecanismo muy pragmático, es un mecanismo que ya está funcionando”.

“Todo esto”, estableció, “viene, al final de cuentas, a reafirmar esta ruta y esta vocación que hoy México tiene, de ser un país abierto al mundo”.

Hizo referencia a lo que ocurre hoy en México, y a lo que ha pasado en los últimos años y que, sin duda, ha permitido, precisamente, que los Países Bajos sea una de las naciones de la Unión Europea “con mayor inversión en nuestro país y que deseamos que mantenga este ritmo de confianza, de inversión, y que nos mantengamos como aliados, que hemos sido hasta ahora, para construir juntos bienestar y prosperidad para nuestras sociedades a partir de la apertura, a partir del intercambio comercial, a partir de inversiones recíprocas”.

Indicó que se impulsaron 13 reformas estructurales, varias del ámbito social, sobre todo la de carácter educativo; varias del ámbito político-electoral, para impulsar mayor participación de la mujer en la política, para realmente fortalecer las instituciones del Estado mexicano.

Se refirió, sobre todo, a las del ámbito económico. Me parece tienen, sin duda, un mayor impacto y proyección hacia el exterior. “Hemos logrado generar en los últimos cinco años, la cifra de empleo más alta que se haya registrado en nuestra historia, en toda nuestra historia. De hecho, tres millones y medio de empleos. Es el número de empleos generados en 12 años anteriores, en las dos pasadas Administraciones, 3.5 millones de empleos formales, con prestaciones y que tienen seguridad social”, dijo.

Por ejemplo, resaltó, “la Reforma Hacendaria, de la que ustedes saben que para un Gobierno no resulta más fácil, o una Reforma Fiscal, pero que, sin duda nos permitió realmente sobreponernos a un escenario internacional muy volátil y, sobre todo, a la fuerte caída que hubo en los precios del petróleo cuando, además, éramos una economía, especialmente en las finanzas públicas, altamente dependientes del ingreso petrolero”.

Explicó que “de tener una dependencia de más del 42 por ciento en los ingresos fiscales, los ingresos petroleros, el año pasado apenas representaron el 16 por ciento, gracias a la Reforma Fiscal que permitió una recaudación mayor, que elevó la recaudación en más de 5 puntos con respecto del PIB”.

Aseveró que la Reforma Energética, sin duda, ha sido una de las grandes transformaciones que hemos tenido en años recientes. “Dejamos atrás un modelo de producción de nuestros hidrocarburos, un modelo que seguimos por más de 60 años. Éramos de los muy pocos países en el mundo ya que estábamos cerrados dentro de este sector; y hoy esto ha posibilitado que empresas, incluyendo, una empresa de Países Bajos, neerlandesa, en una asociación que tiene una empresa inglesa, Shell, hoy tenga inversiones en México, esté participando ya”, expresó el Presidente Peña Nieto.

Dio a conocer que son más de 107 contratos que se han firmado con empresas tanto nacionales como extranjeras, para la explotación de nuestros hidrocarburos.

“Esto, sin duda, permitirá revertir una clara tendencia que se estaba sintiendo ya en nuestro país: una caída en la producción petrolera, consecuencia centralmente de que el yacimiento más importante que teníamos en el pasado, Cantarell, prácticamente, se había agotado”, señaló.

Por otra parte, en torno a la Reforma en Telecomunicaciones y sus efectos positivos, explicó que sólo para dar cuenta de lo rápido que ha crecido, hace apenas cinco años había 40 millones de usuarios de internet, y hoy hay 70 millones, prácticamente el doble.

Finalmente, dio a conocer a los empresarios de este país que el 1 de julio tendrá lugar “la elección más grande que hayamos tenido en nuestra historia, porque no sólo se va a elegir al próximo Presidente de México, sino que se renueva todo el Congreso, se renuevan nueve gubernaturas de las 32 que hay en nuestro país y se eligen varios otros cargos de congresos locales. En fin, es una elección del orden de tres mil 500 cargos que estarán siendo elegidos el próximo 1 de julio”; y subrayó que “este proceso se lleva en un clima de gran normalidad democrática”.