Pesca ribereña, fuente de identidad y cohesión en las comunidades 

88

El sector ribereño genera más de 250 mil empleos entre hombres y mujeres, y 46 por ciento de las capturas pesqueras en el mundo provienen de este sector, de acuerdo con el Diagnóstico Nacional de Organizaciones Pesqueras 2018.

Cifras de la Comisión Nacional de Acuacultura y Pesca (Conapesca) revelan que en México, la producción pesquera generada por el sector ribereño representa 23 por ciento del volumen total y que la pesca ribereña en el país produce 445 mil toneladas, lo que genera ocho mil millones de pesos anuales.

Un reporte del organismo de 2016 refiere que dos de cada cinco pescados y mariscos que llegan a las mesas de los mexicanos provienen de una pesquería ribereña, cerca del 40 por ciento del total.

El trabajo de las cooperativas afiliadas a la Confederación Mexicana de Cooperativas Pesqueras y Acuícolas (Conmecoop), se refleja en que los productos pesqueros mexicanos llegan a mesas en Francia, Estados Unidos, España, Italia, Japón, China y otros mercados en Asia.

Este organismo agrupa 38 federaciones que representan 487 sociedades cooperativas representando a 47 mil 483 pescadores ribereños de todo México, y 78 por ciento de los pescadores ribereños en México están organizándose bajo la figura legal de las cooperativas pesqueras registradas, según el Diagnóstico Nacional de Organizaciones Pesqueras.

De igual forma, 15 de las 27 pesquerías mexicanas que tienen un certificado de sustentabilidad o que están en camino a la certificación son ribereñas.

La organización de los actores que participan en la pesquería por medio de un Comité de Mero ha llevado a pescadores y autoridades a impulsar la sustentabilidad de la pesquería y un mejor futuro para las comunidades que dependen de ella.

Con la conformación de un Comité de Mero en el que participaran pescadores (ribereños y de mediana altura), autoridades estatales y expertos, lo que se traducido en mayor coordinación para impulsar la pesquería sustentable y un mejor futuro para las comunidades que dependen de ella.

En 2017 se registró una producción total de 10 mil 768 toneladas de mero y el estado de Yucatán, donde la pesquería de mero es emblemática, contribuyó con siete mil 111 toneladas de producto.

Veracruz, Tabasco, Campeche y Quintana Roo, fueron las otras entidades de la región del Golfo de México y Mar Caribe que en su conjunto aportaron dos mil 106 toneladas; otro estado que registró un volumen importante fue Baja California, con mil 290 toneladas.

En Yucatán, Campeche y Quintana Roo, la pesca de mero representa ingresos para más de 12 mil pescadores y sus familias; tan solo en Yucatán existen actualmente tres mil 093 embarcaciones menores activas y el puerto Progreso cuenta con el mayor número de embarcaciones menores.

Es en este puerto donde se existe el mayor número de capturas de mero del 2006 a 2014; Progreso registra 60 por ciento de las capturas para este periodo, seguido de Sisal y Celestún.

El plan de manejo de la Conapesca identifica 15 principales puertos para el arribo de mero, el cual se captura en la plataforma de Yucatán.