México mantendrá ritmo de crecimiento en 2018: BBVA Bancomer

419

México mantendrá el ritmo de crecimiento que estima BBVA Bancomer para el 2018 de 2.0% como resultado del impulso al consumo privado y las exportaciones, destaca Carlos Serrano Herrera, economista jefe de la institución financiera, e indica que también este comportamiento se debe a la evolución positiva que ha registrado el sector manufacturero en Estados Unidos, esperando un aumento en el nivel de las exportaciones mexicanas en dólares similar a 2017, de 9.8%.

Carlos Serrano señala que aún cuando la economía mexicana podría verse impactada por dos escenarios de incertidumbre: el resultado de la negociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) y el proceso electoral del 1o. de julio, los principales indicadores muestran que mantiene un importante grado de resiliencia, que permite establecer una estimación de crecimiento para el 2019 de 2.2%.

“El escenario de negociación del tratado en las últimas semanas, apunta a que será exitosa y con probabilidad de que suceda antes de las elecciones”

Con respecto a la inflación, el economista destaca que ha disminuido 1.8 puntos porcentuales en los primeros tres meses del año, de 6.8% al cierre de 2017 a 5%; en el mismo periodo, la subyacente pasó de 4.9% a 4.0% y espera que las previsiones del Banco se cumplan en abril para ubicarse por debajo del 5.0% y del 4.0% respectivamente. A finales de 2018 prevé que se ubicará en 3.8% por lo que es deseable que el Banco de México no eleve más la tasa de política monetaria y entre en pausa, pues las expectativas inflacionarias están bien ancladas.

Serrano precisa que una posible cancelación del TLCAN tendría un efecto negativo de entre 0.5 y 0.8 puntos porcentuales sobre el crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) como consecuencia de una menor Inversión Extranjera Directa (IED) e inversión fija bruta privada específicamente en el sector manufacturero, para 2021 este impacto en el PIB sería de 0.3%. El escenario de negociación del tratado en las últimas semanas, apunta a que será exitosa y con probabilidad de que suceda antes de las elecciones por lo que habría una recuperación en la inversión privada, con efecto positivo de corto y mediano plazo.