La importancia de promover la equidad de género en las organizaciones.

129

 

En los últimos años la equidad de género ha tomado mayor relevancia en el ámbito empresarial, los responsables de recursos humanos se han dado cuenta de la importancia que tienen el desarrollar las condiciones adecuadas que garanticen la incorporación de la mujer al mercado laboral.

 

A pesar de que cada vez más mujeres logran incorporarse a la fuerza laboral, ocupar posiciones directivas sigue siendo un gran desafío, principalmente en aquellas industrias donde la dirección ha sido ocupada tradicionalmente por hombres.   

 

Para que existan las condiciones adecuadas que garanticen la igualdad de oportunidades es indispensable modificar la cultura organizacional para adaptarla a las necesidades del mercado laboral; así mismo, al utilizar la diversidad como una ventaja competitiva las empresas pueden destacar en la industria y elevar su productividad.

 

Promover la equidad de género puede convertirse en una estrategia de negocio que contribuya a  impulsar el crecimiento de la compañía, para ello, es necesario generar un cambio de conciencia en los colaboradores; las acciones enfocadas a garantizar la igualdad dan la posibilidad de incentivar el talento humano.

 

Por otra parte, los líderes deben identificar los rasgos de personalidad y las competencias que hacen destacar a las mujeres en el ámbito profesional; quienes ocupan cargos directivos y desempeñan el rol de liderazgo cuentan con las siguientes características:

 

  • Inteligencia emocional: La capacidad que tienen para gestionar sus emociones y comprender las de los demás les permite establecer relaciones ganar-ganar con sus colaboradores, a su vez, les ayuda a resolver los conflictos que se presenten en el equipo.   
  • Habilidades de comunicación: Una de sus cualidades es la escucha activa, esto les permite identificar las necesidades de sus colaboradores.
  • Desarrollan la empatía: Esta cualidad facilita el intercambio de ideas y con ello el trabajo en equipo.
  • Tienen iniciativa. Son capaces de proponer soluciones efectivas a las necesidades de la organización, para ello, la toma de decisiones es clave.
  • Buscan aprovechar el potencial de su equipo. Al identificar las fortalezas y áreas de oportunidad de sus colaboradores pueden proporcionarles los elementos necesarios para que desarrollen su talento.

 

Estas cualidades hacen destacar a las mujeres dentro de la organización, por ello es necesario que los directivos promuevan su participación en el equipo, de esta forma se enriquecerá la plantilla laboral.

 

Promover la equidad de género ayuda a mejorar la imagen corporativa, proyecta a la empresa como un lugar de trabajo que apoya la diversidad y garantiza la igualdad de oportunidades para sus colaboradores.