Entrega el Presidente Enrique Peña Nieto el crédito10 millones del INFONAVIT

175

El Presidente de la República, Enrique Peña Nieto, entregó hoy el crédito 10 millones del Instituto del Fondo Nacional de la Vivienda para los Trabajadores (INFONAVIT).

El crédito 10 millones fue entregado a Jorge Eduardo Bonilla, quien es Técnico-Eléctrico Industrial egresado del CONALEP, y que hoy labora en la empresa automotriz BMW, “que le permitió irse a capacitar a Alemania, regresar, obtener una plaza por concurso dentro de esta empresa, y a partir de ahí seguir construyendo su propia historia de éxito”.

Añadió que, como parte de esta historia de éxito, Jorge Eduardo accedió a un crédito del INFONAVIT para disfrutar, junto con su hijo y su esposa, una vivienda propia.

El Primer Mandatario subrayó que “la historia de Jorge Eduardo es una historia de éxito que se repite a lo largo y ancho del país todos los días, y que muestra el círculo virtuoso entre empleo formal, inversión en capital humano y los beneficios de la seguridad social”. Actualmente, dijo, “seis de cada 10 créditos otorgados por el INFONAVIT son para jóvenes entre 18 y 24 años”.

Aseguró que detrás de la decisión de un joven o de una pareja recién casada al solicitar un crédito del INFONAVIT para comprar una vivienda, se requieren tres cosas muy importantes:

PRIMERA: Contar con un empleo formal que permita pagar el crédito y construir un patrimonio.

SEGUNDA: Que existan condiciones que fomenten la actividad económica y que generen oportunidades de crecimiento profesional.

TERCERA: Que los jóvenes tengan confianza en que esas condiciones, su empleo y la estabilidad económica perdurarán en el largo plazo.

“Empleo, estabilidad económica y confianza son tres condiciones que se han ido consolidando durante muchos años, gracias al esfuerzo de generaciones de mexicanos por construir un mejor país. Es cierto, en ocasiones quisiéramos que el camino al desarrollo fuera más rápido, pero como saben todos los que han forjado su patrimonio, la prosperidad sólo se consigue con mucho trabajo, con perseverancia y con permanente dedicación”, resaltó.

En el marco de la Cumbre de Financiamiento a la Vivienda INFONAVIT 2018, el Primer Mandatario recordó que esta institución fue establecida hace 46 años, y “ha sido piedra angular de la creación de patrimonio y la conformación de nuestras ciudades”. Resaltó que el INFONAVIT se ha convertido en “la principal institución hipotecaria de América Latina, y la cuarta más grande e importante de todo el mundo”.

El Titular del Ejecutivo Federal dijo que “nuestro país ha logrado evolucionar de una política de vivienda centrada en la producción de casas, a otra que, sin detener el motor del desarrollo de vivienda, tiene como centro de cada acción a las personas y su entorno”.

“Esto es el eje rector de la nueva política de vivienda implementada por esta Administración, que dio lugar a la creación de una nueva Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (SEDATU), precisamente para definir directrices, para normar y establecer políticas públicas rectoras del desarrollo de la vivienda en nuestro país”, añadió.

Esta Secretaría, agregó, “ha establecido lineamientos para la construcción de vivienda sustentable, con créditos hipotecarios verdes, cuartos rosas que ofrecen un espacio libre de violencia para niñas y adolescentes, evitando el hacinamiento que lamentablemente vivían y que todavía viven muchas familias”; y por supuesto, el rescate urbano de espacios públicos.

Indicó que “el INFONAVIT ha alineado su política de crédito a este nuevo paradigma, porque esta política impulsada desde la SEDATU no hubiese podido tener éxito o materializarse si no hubiese contado con el respaldo de la institución hipotecaria más importante del país y de América Latina, del INFONAVIT”.

El Presidente Peña Nieto mencionó algunas de las cifras más relevantes que así lo demuestran”:

Destacó que “el monto máximo de crédito para los derechohabientes del INFONAVIT pasó de poco más de 500 mil pesos en 2012, a casi el doble, 960 mil, en 2016, y el año pasado tuvo un nuevo ajuste para fijar el límite de crédito en 1.7 millones de pesos”.

Añadió que “junto a esta política también está el apoyo que el Estado mexicano está otorgando a quienes tienen una percepción más baja, lo cual antes no era posible. Acceder al crédito era prácticamente imposible y hoy, a quienes tienen un ingreso menor a 2.5 salarios mínimos, que se estima sean del orden de dos millones de trabajadores, el Gobierno de la República ha decidido, desde este año, otorgar un subsidio de 100 mil pesos para familias que tienen este nivel de ingreso, prácticamente una tercera parte del nivel de crédito al que tienen acceso”.

Puntualizó que el acceso a mayores montos de crédito está directamente relacionado con acceso a vivienda de mayor calidad y que cubra las necesidades de familias.

“Y algo muy importante: el INFONAVIT no ha aumentado las tasas de interés a las que otorga créditos a la vivienda. Además, hoy estos créditos se otorgan en pesos, lo que se dice fácil, pero anteriormente los créditos se otorgaban y fueron referenciados a salarios mínimos, y esto dejó de ocurrir gracias a las condiciones de estabilidad macroeconómica de las que hoy goza nuestro país, de la confianza que hoy tiene México”, enfatizó.

Mencionó que ello ha permitido “establecer tasas fijas y créditos en pesos, y no los pagos referenciados a salarios mínimos”. Solamente el año pasado, continuó, “el Instituto pasó de financiar vivienda por un monto de casi 170 millones de pesos a 250 mil millones de pesos”.

Precisó que estos recursos “no provienen del Presupuesto de Egresos de la Federación, no son recursos fiscales. Es la administración que hace el INFONAVIT de los recursos de los trabajadores y de la aportación que hacen el trabajador y los patrones. Las cidras que hoy damos cuenta son el reflejo, al final de cuentas, de un mercado laboral que ha tenido un crecimiento sin precedentes”.

El Primer Mandatario dijo que del lado del ahorro pasa algo similar. “Gracias a la solidez financiera del Instituto fue posible otorgar el dividendo extraordinario que anunciamos en diciembre pasado. Por cada 100 pesos de ahorro en la subcuenta de vivienda, cada trabajador obtuvo 8.3 pesos más”, afirmó.

Refirió que en esta Administración el INFONAVIT ha entregado tres millones de créditos para vivienda, y las proyecciones señalan que en este Gobierno el Instituto habrá entregado 3.5 millones de créditos, lo que significará que “uno de cada tres créditos otorgados por el INFONAVIT se hayan entregado en esta gestión de Gobierno”.

Esto ha sido posible “gracias a que hoy tenemos mayor generación de empleos, gracias a que hemos venido creciendo económicamente, gracias a que el consumo se ha incrementado, gracias a que la banca privada se ha incrementado, gracias a que la banca privada se ha consolidado y se ha robustecido y tiene hoy niveles y capacidad para poder otorgar estos créditos”, además de que “hoy hay una mayor competencia entre las instituciones crediticias que favorecen, precisamente, a los trabajadores y a la población en general que accede al crédito”.

“Esas son las condiciones que se han sentado para que fluya mayor nivel de crédito y que éste sea más barato, como lo demuestran las cifras que hoy estamos compartiendo”, expresó.