Empleadores deben contar con un plan de acción
frente a posibles contingencias

382

El brote del coronavirus exhorta a tomar medidas de prevención como sucedió en marzo de 2009 con la pandemia de influenza que afectó a México y otros países.

De acuerdo con la firma de capital humano ManpowerGroup, las empresas deben desarrollar un Business Continuity Plan (BCP) que les permitirá salvaguardar a sus colaboradores frente a cualquier posible contingencia como sismos, incendios o alertas sanitarias, sin afectar sus operaciones ni la atención al cliente.

“Desde 2008 adoptamos el BCP, con el que logramos implementar distintos estándares de acción con protocolos para cada posible caso de contingencia, así la empresa puede operar sin generar afectaciones. De la misma manera recomendamos entre nuestros clientes la adopción de estas estrategias que todo empleador debe llevar a cabo”, señaló Ernesto Mauleón Uribe, Director de Administración y Finanzas de ManpowerGroup.

El directivo señaló que uno de los primeros pasos a considerar, es la creación de un comité que sea responsable de la ejecución del Business Continuity Plan (BCP) y en él deberán participar las posiciones estratégicas que conforman a la empresa, como las áreas operativas, financieras, recursos humanos y la alta gerencia, quienes aportarán su visión para poder tomar las mejores decisiones y plantear las medidas de ejecución de acuerdo a sus necesidades. Además, elaborará un protocolo de ejecución, donde defina claramente las tareas que corresponden a los trabajadores y las de la empresa.

Otros de los aspectos que se deben considerar ante cualquier posible contingencia, a fin de ejecutar las medidas pertinentes, son:

La revisión de fuentes oficiales y las indicaciones que emitan. Debemos recordar que México forma parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y este organismo dicta lineamientos y recomendaciones que deben acatar los diferentes países.
Las empresas están obligadas a comunicar a sus trabajadores cualquier plan de acción o medida que emita el gobierno o que se apruebe al interior de la compañía.
Los trabajadores pueden operar bajo la figura del home office en caso de ser necesario y para ello los empleadores deben definir responsabilidades, actividades y vías de seguimiento o reporte, por ejemplo, mediante reuniones virtuales.
Para las empresas que no puedan ejecutar algunas actividades vía remota, se pueden organizar guardias.

El directivo de ManpowerGroup recordó que hace más de una década nuestro país se vio paralizado debido a la alerta sanitaria que se dio con la influenza (virus H1N1), cuando se presentaron 70 mil 715 casos confirmados. La reciente noticia sobre la aparición de microorganismos bacteriológicos denominados como coronavirus nos exhorta a adquirir y comunicar las medidas de prevención.

“Cuando los empleados conocen cómo actuar frente a las posibles contingencias, se va creando una cultura de prevención y esto sucede cuando promovemos y realizamos actividades como los simulacros, cuya finalidad es preparar al personal y a la gente en general para saber actuar en casos de riesgo”, concluyó Ernesto Mauleón.