Dos de cada 3 empresas mexicanas consideran que es inseguro el manejo de información de sus empleados mientras hacen home office

255

Más del 90% de las empresas ha sufrido algún tipo de pérdida de información propietaria durante la contingencia y apenas el 14% ha implementado medidas de seguridad para responsabilizar a sus empleados por el uso inadecuado o negligente de esta. 

Ciudad de México; jueves 23 de abril de 2020. VESTIGA CONSULTORES, firma mexicana de consultoría en servicios de inteligencia de negocios, seguridad corporativa, investigación y prospectiva, identificó en su más reciente entrega del Estudio Nacional de Factores de Impacto en las Empresas que, en medio de la actual contingencia sanitaria, más del 80% de las empresas mexicanas cuentan con parte de sus empleados realizando home office con recursos de sus empresas (equipos de cómputo, telefonía, acceso a redes) y, por ende, manejando información de las mismas.

¿QUÉ PROPORCIÓN DE SUS EMPLEADOS ACTUALES ESTÁ TRABAJANDO EN CASA MANEJANDO INFORMACIÓN DE LA EMPRESA EMPLEANDO EQUIPOS DE CÓMPUTO/ACCESO A SERVIDORES DE LA EMPRESA?

El socio director de VESTIGA, Sergio Díaz, afirmó que ha llamado la atención el hecho de que, pese a lo extendido del uso del esquema de home office entre los empleados de las empresas, los dueños y directivos de éstas se perciben claramente inseguros acerca de la forma en que se maneja la información por parte de dichos empleados en sus casas. La suma de quienes se sienten “poco seguros” y “nada seguros” asciende a 65% frente a sólo 13% que se siente “muy seguro” y 22% como “algo o más o menos seguro”.

¿QUÉ TAN SEGURO CONSIDERA EL MANEJO DE INFORMACIÓN DE LA EMPRESA QUE REALIZAN SUS EMPLEADOS EN SUS CASAS?

Y, señala Sergio Díaz, “de manera contradictoria con su fuerte percepción de inseguridad acerca del uso de información por parte de sus empleados en home office, las empresas mexicanas tienen pocos instrumentos para responsabilizar a los empleados de un uso inadecuado o desleal de la información de sus organizaciones, puesto que sólo 14% de ellas cuenta con alguna previsión contractual o de convenio o carta responsiva de sus empleados. Esto señala el nivel de indefensión de las empresas ante empleados que manejen su información negligentemente o con dolo para beneficiarse de manera fraudulenta”.

¿LOS EMPLEADOS QUE HACEN HOY TRABAJO EN SU CASA MANEJANDO INFORMACIÓN DE LA EMPRESA TIENEN ACTUALMENTE ALGUNA CLÁUSULA EN SUS CONTRATOS O HAN FIRMADO ALGUNA POLÍTICA CORPORATIVA O UNA CARTA RESPONSIVA QUE LOS OBLIGUE A MANEJAR DE MANERA ADECUADA Y LÍCITA LA INFORMACIÓN DE LA EMPRESA Y CUYO INCUMPLIMIENTO PUEDA SER DENUNCIADO ADMINISTRATIVA Y/O JUDICIALMENTE?

SÍ, TENEMOS PROVISIONES CONTRACTUALES / CONVENIOS / CARTAS RESPONSIVAS

14%

NO, NO TENEMOS NADA DE ESO

86%

El estudio de VESTIGA también identificó que, de manera consistente con esta percepción de inseguridad sobre el manejo de su información, los principales tomadores de decisión de las empresas también tienen una fuerte inquietud acerca de que, además del problema que representan los posibles empleados desleales que roben o usen inapropiadamente dicha información (41%), las empresas también sean víctimas de ataques por parte de hackers (45%) y en menor medida, de los errores humanos/negligencia o falta de capacitación (13%). Al respecto, indica Sergio Díaz que es “Una paradoja. En realidad, la mayor parte de incidentes de pérdida de información en las empresas obedece a actos de negligencia o error humano derivados de la capacitación insuficiente o inexistente que los empleados tienen para manejar adecuadamente la información en equipos de cómputo, telefonía, redes de la empresa o la llamada nube”.

VESTIGA estará monitoreando, comentó el socio director de VESTIGA, la evolución del impacto del home office en la dinámica de las empresas durante este período de contingencia. Hasta el momento, según identificó el estudio, la vasta mayoría de las empresas (91%) ha registrado incidentes que le han significado algún tipo de pérdida de información. Es previsible, concluye Sergio Díaz, que se vean cambios cualitativos en el tipo de pérdidas en las siguientes semanas conforme se profundice el esquema de home office entre los empleados de tantas y tantas empresas del país.