Amplía INE límite de financiamiento privado para candidaturas independientes en acatamiento al Tribunal Electoral

176

En acatamiento a lo dispuesto por la Sala Superior del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF), el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) incrementó el límite de financiamiento privado hacia los candidatos independientes, ya sea por concepto de aportaciones propias o de simpatizantes, para el periodo de campaña en el Proceso Electoral Federal 2017-2018.

Durante la sesión extraordinaria, se especificó que el límite de financiamiento privado que pueden recibir las y los candidatos independientes, por concepto de aportaciones de simpatizantes o del mismo candidato, en dinero o en especie será el resultado de restarle al tope de gastos de campaña, el financiamiento público al que tienen derecho.

Las y los candidatos independientes a la Presidencia de la República podrán recaudar hasta 422 millones de pesos de financiamiento privado  el cual podrá ser en dinero o en especie, mientras que el límite de las aportaciones individuales será de 2 millones 148 mil 166 pesos.

Las 38 candidaturas independientes a diputaciones por el principio de mayoría relativa tendrán un límite de financiamiento privado de 1 millón 055 mil 240 pesos y un tope de aportaciones individuales de 7 mil 160.55 pesos y, en el caso de los 7 aspirantes independientes al Senado, el financiamiento privado varía por entidad y va de 818 mil 350 pesos, hasta los 26 millones 596 mil 348 pesos.

El Instituto está acatando una sentencia del Tribunal Electoral, afirmó el Consejero Presidente del INE, Lorenzo Córdova Vianello, y por lo tanto se está “ante una lógica de complementariedad del propio sistema jurídico electoral mexicano”, la cual permite que puedan impugnarse las resoluciones de una institución administrativa ante un órgano que tiene la potestad constitucional para ello.

El presidente de la Comisión de Prerrogativas y Partidos Políticos del INE, Benito Nacif sostuvo que, “el financiamiento público no es un remedio en contra de la corrupción electoral”.

Explicó que al cumplir el INE el acatamiento del Tribunal Electoral  se garantiza “el derecho de los ciudadanos de contribuir a causas públicas, de aportar dinero para defender públicamente causas que son colectivas”.

Con la decisión de la Sala Superior, agregó, se abre la posibilidad de que quienes están en una posición de desventaja,  porque no tienen el financiamiento público generoso del que disponen los partidos políticos, puedan exponer sus propuestas ante la ciudadanía y ésta, ejerciendo el derecho de apoyar y de defender causas públicas, aporte recursos a una campaña de una o un candidato independiente.

El Consejo General instruyó a la Unidad Técnica de Fiscalización a informar a las y los candidatos independientes a los diferentes cargos de elección federal de esta resolución, a fin de establecer que es el órgano a cargo de la recepción y revisión integral de los informes que presenten los aspirantes respecto del origen, monto, destino y aplicación de los recursos que reciban por cualquier tipo de financiamiento, así como investigar lo relacionado con las quejas y procedimientos oficiosos en materia de rendición de cuentas de los partidos políticos.

Además, la máxima autoridad electoral aprobó en lo general diversas sustituciones en candidaturas al Senado de la República y a la Cámara de Diputados por los principios de mayoría relativa y de Representación Proporcional, presentadas por partidos políticos nacionales y coaliciones, con el objetivo de garantizar el principio de paridad de género.

En otro punto del orden del día, el Consejo General del INE  y en acatamiento a la sentencia de la Sala Superior del TEPJF, dio respuesta a una consulta planteada por el Partido Nueva Alianza y estableció que la actividad como conductor de un programa de televisión y la de candidato a una diputación federal en el Estado de México del ciudadano Ernesto Laguardia Longega, “no son compatibles”, pues su exposición reiterada en los medios de comunicación mientras se desarrolla el proceso electoral, lo colocaría en una posición de ventaja respecto al resto de sus opositores.