Empleos aportan poco valor a la economía

349

La generación de empleo en el país, aún cuando ha sido mayor, poco aporta a la economía debido a que los puestos de trabajo tienen mala calidad.

 

“Después de presentar un incremento de 3.0% anual durante el mes de enero pasado, el Indicador Global de la Actividad Económica (IGAE) mostró un crecimiento moderado durante el segundo mes del año en curso. Sin embargo, la tasa de desocupación continúa disminuyendo, aún cuando el desempeño de las actividades secundarias se ubicó en terreno negativo. Una implicación del escenario mencionado sugiere que los empleos generados están agregando poco valor a la producción nacional”, revela el Centro de Investigación en Economía y Negocios del Tecnológico de Monterrey.

 

Al respecto, María Fonseca, directora de la Escuela de Negocios comentó que ha sido limitado el ritmo de crecimiento en la mayoría de las actividades económicas, excepto en el sector primario, en donde el crecimiento fue 3.6% mayor al del año pasado. “De esta forma, las actividades terciarias aumentaron 2.3% luego de alcanzar un 5.0% en febrero de 2016; en tanto que las actividades secundarias decrecieron 1.7% tras un incremento de 2.3% obtenido el año pasado, por lo que ésta es la segunda ocasión en el año que su desempeño se ubica en terreno negativo.

 

Destacó que pese al avance moderado de la economía mexicana, durante el mes de marzo el número de trabajadores registrados ante el Instituto Mexicano del Seguro Social continuó en ascenso (377,696 individuos más con respecto al cierre de diciembre de 2016), además de que permanece vigente la tendencia negativa en la tasa de desocupación cuyo nivel fue de 3.2% durante el tercer mes del año en curso. Sin embargo, la estructura de la población desocupada sigue sin exhibir señales de mejora.

 

Del total del personal desocupado, el 50.5% cuenta con un grado educativo de por lo menos nivel medio superior, la proporción más alta para este rango de estudios desde que se tienen registros. Adicionalmente, al revisar la información de acuerdo con los antecedentes laborales de la población, tampoco se aprecian mejoras notables, ya que el 89.2% de los desocupados posee experiencia laboral previa, cifra bastante elevada.

 

Lo anterior, explicó, “sugiere que las condiciones de los empleos generados no son las más óptimas, particularmente en los niveles de sueldos y salarios. Debido a que en los puestos de trabajo de reciente creación se está empleando al personal menos capacitado, dichas plazas laborales no requieren de un alto grado de especialización y por lo tanto su nivel de remuneración es bajo”.

 

Cabe señalar que los resultados más recientes de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo, durante el último trimestre de 2016, el número de trabajadores que perciben entre 1 y 2 salarios mínimos aumentó 7.2% en términos anuales, mientras que aquellos que perciben más de 3 salarios mínimos se vieron reducidos en 6.0 por ciento.