El uso de coworkings va en aumento gracias a los freelancers.

Dadas las ventajas de trabajar en un coworking como ahorro, flexibilidad de tiempo, fomento de la productividad entre otros, el uso de estos espacios se ha convertido en una tendencia que va en aumento.

58

El hogar se ubica como el espacio  preferido para trabajar de los freelancers mexicanos. El 16.9% de este grupo ubica su casa como el mejor lugar para laborar, sin embargo en el último año, la preferencia por el uso de espacios de trabajo compartidos va en aumento, pasó de 6% a un 15.2%.

Esta tendencia se perfila para ser el futuro de los profesionistas, de acuerdo al pronóstico de la Global Coworking Unconference Conference (GCUC), para 2022 se espera que existan 30 mil coworkings a nivel mundial, y cerca de 5.1 millones de profesionales trabajando en estos sitios.  Según el Reporte 2019 de Workana, más de un millón de trabajadores independientes se están moviendo a espacios compartidos para laborar.

Para los freelancers resulta atractivo el uso de coworkings, por brindar la flexibilidad que ellos buscan. Los independientes tienen una cultura de libertad muy arraigada, y poder acudir a la oficina sólo por algunas horas a la semana, sin pagar un mes completo de renta, es de gran valor para ellos” Guillermo Bracciaforte, coofundador de workana

¿Qué es lo que motiva a los freelancers para usar coworkings? La comodidad, flexibilidad y ajuste a horarios de los independientes, presupuestos y necesidad de concentración.

Un freelancer suele tener distintos espacios de trabajo; dentro del reporte anual de Workana, el 74.5% de los encuestados mencionó que laborar desde casa es su opción preferida, pero solo el 16.9% expresó que es su hogar el único lugar donde trabajan. Visto así, la mayoría de los trabajadores independientes acuden también a  bibliotecas, cafeterías y oficinas compartidas cuando necesitan mayor concentración.

Uno de los principales beneficios es el ahorro, el pago de luz, internet, limpieza, café, agua e impresiones son gastos operativos que quedan cubiertos con la membresía de estos espacios, lo cual es una buena inversión a corto plazo.

De igual manera ha aumentado la oferta de estos espacios de trabajo, y va en conjunto con la amplía oferta de servicios que atienden las necesidades de los trabajadores. Así con el ciclo de oferta y demanda se genera un flujo de empleo considerable.

El uso de estos espacios no se limita a freelancers, últimamente algunas áreas y equipos de grandes corporativos como Uber, Coca-Cola y Lala, trabajan desde una oficina compartida.