¿Y si me equivoqué de carrera?

275
Future after school?

En México la influencia familiar es un detonante para elegir qué estudiar; 50% de los egresados proceden sólo de nueve carreras: IMCO.

 

En el país, tres de cada 10 jóvenes elijen una profesión que no va de acuerdo a sus intereses y aptitudes, según cifras del Instituto de Investigación en Psicología Clínica y Social (IIPCS). “Toman la decisión influidos por su entorno sin considerar realmente todas las opciones que se les presentan”, señala Alberto Ángel Albarrán Espinal, psicólogo en la Universidad Tecnológica de México (UNITEC)

 

El académico explica que al ingresar a la universidad los jóvenes comienzan a plantearse sus metas, cuestión que muchas veces se ve influida por su entorno y creencias familiares. Una afirmación común es pensar que para ‘ser alguien en la vida’ es necesario tener un título. Esto -detalla- genera que los jóvenes acudan a la universidad en busca de un papel, casi por obligación y no por adquirir conocimiento, lo que puede llevar a elegir erróneamente la carrera.

 

De acuerdo con datos del Instituto Mexicano para la Competitividad, 50% de los egresados en el país proceden sólo de nueve carreras.

 

Para tomar una mejor decisión respecto a planes de estudio, independiente a valorar cuál es el futuro de esta actividad en el mercado laboral, hay que reflexionar otros aspectos. Por ejemplo:

 

– Responde ¿qué te atrae de esa carrera? Sentirse abrumado por la carga de trabajo que implica entrar a la universidad y pensar que, quizá, la carrera elegida no es la correcta, es natural. Para trabajar las dudas sobre la elección, es importante buscar asesoría centrada no sólo en ‘para cuántas carreras sirvo’, sino cómo se alinea mi opción para aquello que soy naturalmente apto.

 

– Enlista argumentos. Preguntas como: “¿qué me veo haciendo en cinco, 10, 15 años? ¿a qué me quiero dedicar en un futuro? ¿qué me apasiona?” pueden ayudarte a definir la mejor opción para continuar los estudios. “Al momento de decidir qué licenciatura cursar no se debe ver esta elección como un ‘tengo que’, sino un ‘me gusta’”, menciona el académico de la UNITEC.

 

– Investiga carreras y opciones para estudiar. Muchas instituciones universitarias brindan opciones de cambio de carrera, o revalidación de materias que permitan a los jóvenes dar un giro de elección sin perder parte del trabajo realizado en una primera elección. Averigua estos datos en las universidades de tu elección.

 

– ¿Qué más influye en la decisión? Investiga, analiza y considera las carreras que más te llaman la atención; conoce sus planes de estudio, las áreas en las que podrás trabajar al terminar y su oferta de empleo en el mercado laboral. De esta forma estarás más preparado para tomar una mejor decisión.

 

“Pese a que cambiar de licenciatura a la mitad del curso puede parecer un gasto importante de tiempo y esfuerzo, hay soluciones que pueden minimizar ese impacto. Hay qué detectar qué opciones ofertan las universidades, incluso, valorar qué materias que podrían ser equivalentes”.