Habilidades que garantizan empleo en el futuro

346

Tener destrezas sociales, como saber negociar, te hará más contratable. Un 38% de las empresas reconoce que no tener colaboradores con ese perfil impacta, actualmente, su operación de negocios.

 

Saber negociar situaciones conflictivas, y no sólo un salario, ejercitar el razonamiento matemático, ser persuasivo y conocer sobre análisis de datos, son destrezas que garantizarán un empleo en 2020, dijo Ilene Siscovick, líder de soluciones de carrera en Mercer.

 

Resultará más valioso desarrollar estas destrezas que sólo saber dirigir o trabajar en equipo, controlar actividades y ser creativo, esto se privilegia en el presente, pero en los siguientes cuatro años representará lo básico para quien quiera ser un colaborador considerado ‘contratable’ de manera permanente, señaló la especialista en desarrollo de talento.

 

Si en un futuro inmediato habrá actividades que se sustituirán por la intervención tecnológica, o por poco desarrollo en ciertas industrias, lo que se espera son personas con un perfil más diverso en cuanto a destrezas sociales, por ejemplo, comunicar asertivamente, inteligencia emocional para momento de incertidumbre y resolver un problema en forma independiente. “Comunicar suena básico, es algo que aprendes desde la escuela, pero paradójicamente, hoy no es fácil encontrar persona con esas destrezas”, señaló Siscovick en entrevista.

 

En México, 38% de las empresas reconoce que no tener colaboradores con ese perfil impacta su operación de negocios, pero una cifra mayor, 63% desconoce cómo desarrollar esas cualidades por no tener suficiente información sobre cambios que marcarán el futuro en sus empresas, según datos del informe The Future of Jobs, presentado este año en el Foro Económico Mundial.

 

Un reto para desarrollar esas habilidades, y que es visible en América Latina, es la complejidad para cambiar el modelo educativo tradicional, que ‘equipa’ a los estudiantes para obtener conocimientos en una carrera, sin trabajar el aprendizaje social y emocional (modelo SEL, por sus siglas en inglés), que es el importante para diferenciarse. Tampoco es común impulsar conocimientos sobre matemáticas, enfatiza el informe The Future Job. Pensando en los perfiles que se buscarán en 2020, estas son las habilidades importantes a desarrollar:

 

 

 

 

CAMBIOS EN LA EMPRESA

Además de cambios en los programas de estudio, los empleadores necesitan diversificar las actividades para trabajar esas destrezas. “Hoy las empresas se enfocan en estrategia para crecer, sin pensar que su peor problema es no tener a la fuerza laboral correcta. Resultado, deben contratar doble, lo que aumenta gastos”, mencionó Ilene Siscovick durante el Encuentro de Líderes de Recursos Humanos 2016.

 

Para reforzar la parte de comunicar, negociar, tener un pensamiento más reflexivo y demás competencias, primero hay que entender debilidades y fortalezas en los empleados y cómo impacta eso en los planes futuros. Se puede empezar con elaborar un mapa laboral interno en Excel, poniéndose la meta de ubicar “cuellos de botella” respecto a empleados y destrezas que no permiten a la empresa cubrir sus metas actuales y futuras.

 

Siscovick enfatizó que trabajar destrezas sociales lejos está de cumplir con una evaluación de desempeño, para saber en qué está bien o mal el personal. Adicional al mapa laboral, hay que promover un esquema de enseñanza basado en experiencia y evaluar qué destrezas nuevas se necesitan en la empresa, cada dos o tres años.

 

Centrarse en control de gastos es un ejemplo de que el reto para muchas empresas es, primordialmente, “no saber definir su futuro en el mercado. “Un ejemplo tradicional de eso es no llevar control de las personas que, aunque aplican a una vacante, no se quedan en la empresa. Crear una base de datos con esa gente y analizar qué cualidades están o no presentando es clave para lograr una mejor definición de los perfiles que necesitas hoy y en cinco años”, explicó la ejecutiva.